1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://computadoras.about.com/od/Procesador/a/Cuantos-Nucleos-Debe-De-Tener-Tu-Pr-Oximo-Pc.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

You can opt-out at any time. Please refer to our privacy policy for contact information.

¿Cuantos núcleos debe de tener tu próximo PC?

Por

¿Cuantos núcleos debe de tener tu próximo PC?
Foto cortesía PriceGrabber

Los fabricantes de procesadores lo tienen muy claro, quieren crear PCs cada vez más potentes. Para ello se valen de dos estrategias. Una, consiste en implementar nuevos conjuntos de instrucciones en los micros, como son SSE o AVX. Otra, aprovechándose de las mejoras en los procesos de fabricación, es añadir la mayor cantidad de núcleos en el interior del chip.

Esto, que en principio es una gran noticia. Un micro con más núcleos es capaz de realizar un mayor número de tareas en el mismo periodo de tiempo. Se puede convertir en una locura para quien este pensando en adquirir uno que no sabe si lo que compra se adapta a sus necesidades. La cosa se complica si además como es lógico tienes un presupuesto limitado.

Debes de tener muy claro dos ideas antes de lanzarte a la compra de un procesador sólo pensando en tener el mayor número de núcleos posible. La primera es que existen aplicaciones que es muy complicado que saquen ventaja de ello, la mayoría por desgracia, y la segunda es que se necesitan a veces parches o nuevas versiones de los programas para que se provechen estos bloques adicionales.

Un núcleo

A la hora de pensar en adquirir uno de estos ten en cuenta que siempre tendrás al menos dos programas grandes funcionando, tu antivirus y la aplicación con la que trabajes en ese momento sin contar por supuesto al sistema operativo.

Si cualquier aplicación necesita realizar una serie de cálculos intensivos todas tienen que esperar a que esta les deje algo de tiempo de procesador.

Digamos que esta es una opción muy poco deseable.

Dos núcleos

La mejora principal que nos permite tener dos núcleos es la de evitar los famosos bloqueos. Estos ocurren cuando una aplicación toma el control del procesador y no lo suelta. Los antivirus cada vez que abres un archivo lo escanean para comprobar si contiene virus. Este escaneo, requiere del acceso a una base de datos. Pero, ¿qué ocurre si abres y cierras muchos ficheros, como ocurre por ejemplo cuando realizas copias?, todo el sistema se tiene que quedar esperando que la aplicación se cerciore de que cada archivo es benigno.

En ciertas situaciones, un procesador de dos núcleos gracias a este problema puede realizar tareas en menos de la mitad de tiempo que uno de un único núcleo. Si además te gusta abrir varios programas a la vez, por ejemplo un Word y un Excel no existe ningún tipo de discusión entre cual elegir. En definitiva un procesador de al menos dos núcleos es la mejor opción si tienes un presupuesto limitado.

Tres núcleos

Te puede parecer extraño pero AMD tiene en el mercado ciertos procesadores que incluyen tres núcleos. Por desgracia y debido a que las aplicaciones tienen que adaptarse para ser capaces de trabajar con estos puedes encontrarte con ciertos problemas para que usen ese elemento adicional. Muchas utilidades lo trataran como uno de dos núcleos.

En principio, salvo que tu aplicación favorita lo necesite, no sería una opción a tener muy en cuenta.

Cuatro núcleos

La mejor opción para casi cualquier clase de trabajo si te lo puedes permitir. La mayoría de las aplicaciones no mejoran su rendimiento al añadir más de cuatro núcleos debido a que no están optimizadas para ejecutar más operaciones en paralelo.

Los procesadores de cuatro núcleos se convierten por esta razón en la elección ideal para la mayoría de usuarios. Por ejemplo, en el caso de los juegos a partir de esta cifra es muy extraño que se consiga un mayor rendimiento ya que en esos momentos el cuello de botella es la tarjeta gráfica. Sólo veremos mejoras en algunos como por ejemplo ajedrez, juegos de mesa o de estrategia.

Seis núcleos

Aunque tengas ocho o diez aplicaciones abiertas al mismo tiempo si no están realizando una tarea no gastaran recursos. Por ejemplo, si trabajas y buscas información por Internet, el navegador sólo utilizara algo de procesamiento por parte del micro cuando consultas páginas. Esto hace que más de cuatro núcleos sea una cantidad excesiva.

Las aplicaciones que si sacaran provecho de un mayor número de núcleos son las de tratamiento de vídeo y fotografía, renderizado de imágenes en 3D y codificación de video entre otras. Otra razón en contra de esta compra es que los fabricantes han optado por incluir bloques de procesamiento como Quicksync para acelerar este mismo tipo de aplicaciones por lo cual puedes tener incluso la misma velocidad en estas aplicaciones con un menor número de núcleos.

Más de seis núcleos

Este tipo de procesadores tiene un mercado claro, los servidores y los que piensen usar su equipo para generación de imágenes tridimensionales o de edición de video. En los primeros tenemos varias aplicaciones funcionando que dan servicio a muchos usuarios. El aumento del número de núcleos es ideal para aquellos con bases de datos instaladas. Aquí la mejora alcanzada será siempre positiva e incluso mayor que el número de núcleos.

Conclusiones

En este caso las conclusiones son sencillas. Si tienes un presupuesto muy limitado y sin grandes exigencias opta por un procesador de dos núcleos. Si puedes permitirtelo opta por uno con cuatro núcleos y sólo adquiere uno de seis si te da igual el precio y vas a sacarle partido.

Debes de tener en cuenta que tecnologías como Hyperthread y CMT hacen más complicado al no ser los núcleos copias exactas de los primeros procesadores decidir con cual micro quedarte.

  1. About.com
  2. About en Español
  3. Computadoras
  4. Cómo elegir PC
  5. Procesador
  6. ¿Cuantos núcleos debe de tener tu próximo PC?

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.